Se encuentra usted aquí

Papalote mecanico e interactivo

Papalote
En Diciembre fui a el Papalote, museo del niño y me encontré con un fenómeno curioso, por un lado los juegos mecánicos resultaban muy divertidos, todo lo que se movía, había que empujar, brincar o balancearse era bastante entretenido, mientras que todo lo que eran interactivo, lo que estaba echo por computadora era bastante aburrido, viejo, y difícil de usar, en muchos casos lleno de cosas como pensar en la ciudadanía o la ecología, más información que interacción.

Resulta curioso, tal vez es un prejuicio de alguien que pasa muchas horas enfrente de una pantalla y no se sorprende tanto, mientras que un péndulo o una fuente que baila le parece algo sorprendente.
Papalote