Se encuentra usted aquí

Protestando

protesta de grafitti
En el sitio de woostercollective se ven unas imágenes de una protesta de grafiteros en Sau Paulo que entran a una galería (o tienda?) y la pintan toda.

La protesta es contra el marketing, institucionalización y domesticación del arte callejero. El grafitti para muchos gobiernos se ha convertido en la imagen de la rebeldía juvenil y una manera de organizar pintas debidamente autorizadas y legitimadas como actos de políticas culturales. Para el mundo del arte y del diseño (dos mundos en realidad) el grafitti representa un reto de lo amateur, de la gráfica que se hace antes de entrar a la norma de la escuela o de los que nunca fueron a diseño 1 y 2. También significa un nuevo campo de exploración e inspiración en terrenos como la tipografía y los mensajes públicos.

No debe nunca pensarse de manera ingenua, todo movimiento o expresión puede tener un uso comercial o político, pero queda claro que una de las características más interesantes y contestatarias que puede tener y tendrá una manifestación cultural es la de intentar estar fuera de este juego de compra y venta, un grafittero hace una pinta por gusto o enojo y no por que lo patrocine nike. Un fandango se hace para celebrar en la comunidad y no para ser una estadística de una secretaria.